Más de Mí

Amelia Lafuente detrás del teclado

Antes de nada GRACIAS por visitar mi rinconcito para emprendedores. He trabajado con mucha ilusión en esto así que espero que estés a gusto por aquí.

Mi historia

Aunque siempre destaqué por mis habilidades con el dibujo sobre papel, abandoné este buen hábito después de la carrera y no fue hasta que murieron mis padres y la ansiedad se apoderó de mí, 20 años después de dejarlo, que lo retomé.

Crecí dibujando día y noche. Estudié Diseño de Producto, luego Marketing, Gestión Comercial y un montón de talleres y cursos más a lo largo de mi vida que nada tuvieron que ver con eso, porque soy una apasionada de la vida y de todo me entusiasmo. Y soy una devoradora de libros de desarrollo personal desde que tengo uso de razón. 

Mi viaje emprendedor comenzó en 2011 con varios negocios digitales exitosos, como Cocottó. Emprender tiene desafíos, pero las recompensas son únicas.

La pérdida de mis padres cambió mi perspectiva, un antes y un después en mi vida. Después de luchar durante 4 años contra la enfermedad de mi padre, perdí a mi madre en tan solo 4 semanas debido a un cáncer.

Entendí que la vida es corta, y decidí no malgastarla en algo que no me hace feliz. Caí en una gran ansiedad que solo calmaba con la pintura y encontrándome con mi verdadero talento. Descubrí que sin tranquilidad mental, plenitud en lo que haces y disfrute, el dinero ya no es tan placentero. Lo mejor de todo es que, al hacer clic en mi vida, encontré mi propio camino para lograr un equilibrio entre todas estas cosas.

La vida es corta e impredecible, y no puedo permitirme malgastar un solo día haciendo algo que no me gusta. No tengo miedo a la muerte, al fracaso ni a la opinión de los demás. Lo único que me asusta es morir habiendo desperdiciado mi vida en algo que no me hace feliz.

Allí estaba como en casa. Me sumergí en la pintura para liberar la ansiedad atrapada en mí, descubriendo que después de casi 20 años sin coger un pincel, la memoria muscular estaba intacta. Mi mano se movía sola, y supe que el don siempre estuvo dentro de mí. Pintar se convirtió en mi talento, al igual que otros nacen con talentos como la escritura, el baile o el cuidado de los demás (áreas en las que me siento pésima).

Cuando un proyecto deja de resonar contigo, incluso si funciona bien, es crucial dejarlo ir y hacer espacio para lo nuevo, rehaciendo el camino de la vida desde la coherencia. Al vender mi empresa, busqué libertad, viajar sin ataduras y ayudar a otros emprendedores y tomé decisiones fundamentales:

  • No quería volver a sentir la sensación de ir a trabajar, sino de hacer lo que realmente me entusiasma.
  • Deseaba emprender sin las limitaciones asociadas a un gran almacén con stock, quería la libertad de viajar, trabajar desde cualquier lugar, sin complicaciones logísticas ni ataduras convencionales.
  • Sentía la necesidad de compartir lo que había descubierto con el mundo, de ayudar a aquellos que estaban dando sus primeros pasos en el mundo emprendedor, ya que esto me generaba una gran satisfacción personal.

Lo valioso para mí: el equilibrio entre dinero y felicidad.

«Los puntos solo pueden unirse hacia atrás», dijo Steve Jobs.

Mi pasión por la creatividad, mi naturalidad comercial y mi entusiasmo por emprender se fusionaron. Ahora, comparto mi experiencia para guiar a quienes buscan vivir de su don y crear la vida que sueñan.

Si no quieres desperdiciar tu vida y anhelas la vida que sueñas, estás en el lugar adecuado. Conectemos emocionalmente, porque sé lo que significa buscar ese equilibrio.

Easy steps to follow

Mattis tortor dolor vitae congue purus imperdiet aliquam ultrices nunc.

 

 

Delicious recipes guarantee

Mauris in nibh purus magnis eget dui adipiscing eget ligula vitae.

Clear audio & video

Eu quis etiam auctor aenean nisl ut odio ultricies massa orci mauris.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Carrito de compra